volver arriba

Es habitual que después de todo el invierno teniendo a nuestros pies encerrados entre calcetines, zapatos y botas, etc. se produzcan las molestas durezas (o callosidades).

¿Quién no las ha tenido alguna vez?

Las durezas (o callosidades) son un engrosamiento de la piel, suele producirse por la presión que ejerce el cuerpo en nuestros pies estando en contacto con el calzado en cada paso que damos de manera constante y repetida.

Normalmente nos suelen aparecer en las plantas de los pies y los lugares que están más comprimidos por el calzado, como en los dedos o talones.

Son dolorosas y a veces incluso nos impiden caminar bien, no dejándonos hacer nuestra vida normal.

¿Cómo tratar las durezas?

Hay diferentes soluciones dependiendo del tipo de dureza o callosidad que tengamos.

Podemos acudir a un podólogo si tenemos alguna deformidad en los pies. Siempre recomendaremos visitar un profesional para que valore el grado de afectación.

Pero por desgracia es muy probable que no tengamos tiempo de ir a un podólogo o simplemente que estas durezas vuelvan a aparecer, porque lo normal es que la causa que origina el problema siga estando ahí, por ejemplo; si es debido a nuestra forma de caminar, por un exceso de peso…

¡No te desanimes! Tenemos 4 consejos para que intentes mantenerlas a raya o incluso eliminarlas cada vez que se produzcan.

1.      Hidratar las zonas sensibles

 Debesutilizar a diario una buena crema hidratante de pies.

 Si tus pies están bien hidratados, rozarán menos y conseguirás una piel más elástica y ablandarás la dureza.

2.      Un buen calzado

 La buena elección del calzado es fundamental.

 Intenta evitar los zapatos con mucho tacón y los zapatos muy estrechos que compriman el pie.

3.      Limar asperezas

Puedes aprovechar después del baño y limar la piel engrosada para eliminarla con una piedra pómez o una lima. Esta técnica es un poco incómoda, lenta y costosa.

4.      Calcetín Especial

Gracias que cada vez nos hacen la vida más fácil, para ahorrar tiempo y esfuerzo, como con la nueva aparición de Podosan, calcetín efecto peeling.

Con el calcetín de Podosan eliminarás de manera instantánea las durezas del pie, es un tratamiento revolucionario muy fácil y cómodo de utilizar.Podosan

Sólo tienes que meter el pie en el calcetín para que entre en contacto con el gel, y lo dejamos actuar durante una hora, ¡y hecho!

Entre 5 y 7 días después las durezas se van desprendiendo solas.

Conseguirás unos pies suaves y sedosos con un solo tratamiento.

¿Qué te parecen estas recomendaciones? ¿Conoces algún otro truco que quieras compartir?

 

leave a comment