volver arriba

La artrosis es una enfermedad degenerativa muy frecuente en personas mayores pero que también puede afectar a personas jóvenes, (sobre todo cuando hablamos de las rodillas) producido por un exceso de deporte o algún traumatismo o esfuerzo repetitivo. Afecta al cartílago, que es la estructura elástica y resistente que recubre el extremo de los huesos. La artrosis consiste en la degeneración progresiva del cartílago de las articulaciones, produce una degeneración de dicho cartílago.
El cartílago al degenerarse ya no es capaz de retener líquido para mantener la articulación lubricada, además reduce su tamaño hasta prácticamente ser eliminado. Pierde la capacidad de amortiguar los impactos y evitar que los huesos de las articulaciones entren en contacto con el movimiento. Es por este motivo que los pacientes que conviven con esta enfermedad sufren fuertes dolores al moverse y realizar tareas cotidianas, e incluso la deformación de las articulaciones.
SanitasartrosisDentro de la artrosis podemos diferenciar entre:
Artrosis primaria o secundaria
Primaria: es cuando se desarrolla la enfermedad sin una causa aparente. Afecta con más frecuencia a mujeres a partir de los 40-50 años y suele localizarse en los nudillos, caderas , rodillas, cuello y zona lumbar.
Secundaria: cuando existe un motivo evidente, se produce como consecuencia de enfermedades metabólicas o alteraciones en la composición de la sangre, suele deberse a un daño articular por enfermedades que alteran la estructura articular o circunstancias que la dañan, como obesidad o traumatismos.

Los síntomas de padecer artrosis
-Los síntomas más destacados en las personas que sufren artrosis son dolor e inflamación. El dolor se presenta al movilizar la articulación afectada, al principio de la enfermedad puede empezar como una molestia, pero según va avanzando el dolor se vuelve más intenso y se calma a descansar o dejar de movilizarla. Pero en estados muy avanzados de la artrosis puede ser dolorosa incluso en reposo.
-Es común también la aparición de deformaciones, sobre todo en los dedos, con presencia de nódulos.
Perdida de movilidad, al perder el cartílago nuestro cuerpo sin éxito, intenta reparar el daño producido en el hueso rellenando con hueso sano el espacio dañado, es así como se generan los nódulos que producen las deformidades, limitando el recorrido de la articulación. Esto junto con el dolor hace que se limite considerablemente la movilidad del enfermo.

Consejos para tratar la artrosis

• El primer de ellos y el más importante, es acudir al especialista para diagnosticar la enfermedad y poder poner el tratamiento más adecuado.
• El fármaco elegido como primera opción para tratar esta enfermedad es el paracetamol, si este no fuera suficiente siempre puede adaptarse el tratamiento con antiinflamatorios o algún otro tipo de analgésicos más potentes.
Corticoides, en ocasiones cuando no se consigue reducir la inflamación ni el dolor con antiinflamatorios puede ser necesario realizar un tratamiento con corticoides para disminuir la inflación de las articulaciones.
• Fármacos preventivos existen fármacos a largo plazo con los que se puede hacer un tratamiento tanto preventivo como para frenar la enfermedad. Estaríamos hablando de fármacos tipo la Condroitina o la Glucosamina.
Ejercicio físico este es un punto muy importante para mantener el problema a raya, nos sirve para mantener la movilidad de la articulación y a la vez mantener fuerte la musculatura para evitar que sufra la articulación. Además es importante que evitemos la perdida de la masa muscular en el caso de una perdida de movilidad. Dentro del ejercicio uno de los más recomendados es la natación.
Peso, en el caso de pacientes con sobrepeso es necesario la pérdida de peso para disminuir la presión que pueda producir en la articulación dañada sobretodo en el caso de las rodillas o la cadera.
Se cree que la artrosis tiene un factor genético importante, por lo que las posibilidades de padecer esta enfermedad aumentan cuando algún familiar directo la padece o la ha padecido. Si eres una persona deportista o que sueles hacer movimientos repetitivos a lo largo del día con cierta continuidad, también tienes posibilidades de padecerla.

Pero no te preocupes sabes que en Farmacia Olimpiadas estamos para ponerte en conocimiento de todas opciones para evitarte el problema o por lo menos retrasarlo todo lo posible.
¿Y qué mejor manera que prevenirlo? ¡¡¡Vamos a ello!!!
Como prevenir y mejorar los síntomas de la artrosis
Como hemos comentado anteriormente el ejercicio físico ocupa un lugar muy importante para ayudar a llevar mejor la movilidad y agilidad de las articulaciones. Así como controlar el peso para no excedernos y evitar un sobreesfuerzo de las articulaciones.
En nuestra farmacia te recomendamos el tratamiento con complementos alimenticios con Colágeno y ácido hialurónico. Notarás como el dolor mejora, gracias a estas composiciones tus articulaciones estarán de nuevo nutridas y lubricadas para evitar el roce que se produce entre los huesos con el movimiento.Bonflex-Colágeno
Y si además de esto también tienes inflamación, cuentas con Bonflex Colágeno, que cuenta entre sus componentes, con el ácido hialúrico, que protege, nutre y ayuda a recuperar el líquido sinovial, y el colágeno tipo II, que es el principal componente estructural del cartílago, ayuda a mantener sanas las articulaciones. A diferencia de mucho otros incorpora Boswellia serrata que tiene la propiedad de un antiinflamatorio natural, incorporado a la fórmula para tener un efecto de confort articular inmediato.
Pero todavía podemos poner más de nuestra parte, la alimentación, como en todo, juega un papel muy importante para ayudarnos a mejorar los síntomas.nueces
La ingesta de ácidos grasos Omega-3 gracias a sus propiedades lubricantes, mejorará el estado de nuestras articulaciones manteniéndolas nutridas. Alimentos como:
-Salmón
-Sardina
-Atún
-Aceite de oliva
-Nueces
-Aguacate
-Semilla de sésamo, linaza, Chia, quinoa….
-Semillas de calabazachia

Y un último consejo ¡no te pares!, debes de intentar seguir activo para evitar que se atrofiarte y perder aún más movilidad. Recuerda….
¡¡NO TE RINDAS Y GÁNALE LA BATALLA!!

leave a comment