volver arriba

Sabemos que la piel puede sufrir multitud de afecciones diferentes, que suelen ser incómodas a la vez que pueden resultar molestas estéticamente.
En esta ocasión queremos tratar la dermatitis atópica, pero para ello queremos que sepas que es y con que síntomas se identifica.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica (o eccema atópico) es una enfermedad crónica que afecta entre 2-5% de los adultos y entre el 10-20% de los niños. En el caso de los niños suele manifestarse antes de los 5 años de edad, y normalmente va disminuyendo incluso en casos desaparece conforme van creciendo.
Es una enfermedad no contagiosa, y no impide un crecimiento y desarrollo normal de la persona que la sufre. A menudo las personas que sufren dermatitis atópica también padecen de asma o algún otro tipo de alergias.

¿Tengo piel atópica?

La piel atópica es una enfermedad que es fácil de diagnosticar ya que se manifiesta de manera apreciable a simple vista y sus síntomas son muy molestos. Los síntomas suelen ser:

-Picor intenso en la piel.
-Erupción cutánea.
-Irritación.
-Sequedad en la piel.
-Descamación.

En el caso de los niños es común que los síntomas se empiecen apreciando en la zona de las mejillas y conforme van creciendo se vaya extendiendo hasta apreciarse en otras partes del cuerpo. Normalmente suele manifestarse en forma de eccemas, con rojeces que pueden llegar a supurar y derivar en ocasiones en infecciones cutáneas. La piel se vuelve áspera, con fuertes picores e incluso descamación cutánea. Las zonas más afectadas sueles ser:

-Mejillas.
-Tronco.
-En los pliegues de los codos y las rodillas.atopiababe

Pero la dermatitis atópica no afecta sólo a nivel físico, sino también puede llegar a afectar a nivel mental. Las personas que diariamente nos visitan en la oficina de farmacia, son personas que se notan alteradas, nerviosas e incluso llegan a notar que no pueden dormir bien por las noches por la incomodidad que les supone todos estos síntomas. Y en ocasión suelen perder la seguridad en ellos mismos sobre todo en personas donde el brote se manifiesta en la cara.

Dentro de la dermatitis o piel atópica existen dos fases sobre las que puede ir variando según época del año o situaciones personales como puede ser el estrés. Estas fases son: fase de brote y fase inactiva.

Fase de brote
La fase de brote es el momento en el que nos encontramos con un empeoramiento notable de los síntomas, inflamación, picor, rojez etc…
Esta fase suele tener mucha relación con los cambios de estación, sobre todo de cara al invierno. El frío hace que la piel se vuelva más seca y el contacto directo con algunas prendas de ropa también puede hacer que se agraven los síntomas. Por eso es importante elegir ropa que no altere ni irrite nuestra piel, materiales como el algodón y de texturas suaves.

Fase inactiva

La fase inactiva es como su propio nombre indica la fase en la que no tenemos fuertes brotes, podemos notar cierta sequedad en la piel (ya que la dermatitis atópica es una sequedad severa) pero sin llegar a notar inflamación ni fuertes picores o eccemas.

Factores desencadenantes de la dermatitis atópica

TABLA-ATOPIA

Como tratar la piel atópica y mejorar la calidad de vida

Con la dermatitis atópica se produce una alteración en la barrera cutánea que nos protege frente a infecciones y a posibles virus. Por eso es muy importante intentar restablecer esa barrera manteniendo un cuidado diario de la piel tanto en la higiene como en la hidratación.

Higiene y Cuidado Corporal: El ritual del baño.

• El momento del baño debe ser corto, de 5 a 10 minutos. A ser posible con agua templada. Evitar el uso de esponjas de baño para no irritar más piel y no eliminar la barrera que protege nuestra piel.
El gel elegido para la higiene corporal juega un papel más que importante en el ritual del baño. Debe de ser un gel o aceite limpiador sin jabón, y contener un porcentaje alto de aceites emolientes para no resecar nuestra piel más todavía y a la vez intentar compensar esa sequedad tan fuerte.
• Ya fuera de la ducha, debemos secar nuestra piel sin frotar, dando ligeros toques con la toalla de manera suave.
• Y por último, aplicar tanto en las zonas secas como en el resto del cuerpo, un preparado emoliente que aporte lípidos y nutrición, y reaplicar cuando sea necesario.
Realizar un tratamiento adecuado con productos hidratantes se ha mostrado que es muy beneficioso para los pacientes con dermatitis atópica, ya que suavizan la piel y le aportan elasticidad, disminuyen la sensibilidad dérmica a agentes irritantes que pudieran desencadenar un brote, y dan una sensación de comodidad y confort al paciente que resulta muy agradable.

En Farmacia Olimpiadas ponemos a tu disposición una gran variedad de productos hidratantes adaptados a las diferentes necesidades que pueda presentar tu piel según el tipo de brote que presente.

Los productos hidratantes pueden estar formulados con diferentes texturas y cada una son sus características particulares:
Aceites de baño: es un aceite el cual añadimos al agua y que forma una capa en nuestra piel haciendo que retenga la máxima cantidad de agua posible, para mantenerla hidratada más tiempo.
Cremas: las cremas son emulsiones ricas en agua, deben aplicarse inmediatamente después del baño y lo ideal sería repetir al menos otra aplicación más al día, pudiendo aplicarlas todas las veces que sea necesario.
Pomadas: son emulsiones ricas en aceites hidratantes, con una textura más espesa a la hora de extenderlas pero también más nutritivas para la piel. Al ser tan oleosas no se recomienda su uso en zonas con mucho pelo, mejor aplicarlas en zonas muy secas o engrosadas y se resultan muy pringosas es preferible aplicarla por la noche antes de acostarnos para no incomodarnos en nuestra vida diaria.
Lociones: tienen una textura líquida, más oclusiva que los aceites de baño, pero menos que las pomadas o cremas. Se aplican inmediatamente después del baño, son ideales para zonas con pelo o con una sequedad media, ya que su poder de hidratación es bajo.

Todos ellos deben aplicarse al menos 2 veces al día, y preferiblemente después del baño ya que aumentamos la absorción de estos productos.EUCERIN-INT-SC-atopic-dermatitis-body-05_es

Es importante hacer un tratamiento adecuado para no caer en un ciclo vicioso del picor, si pica: te rascas, si te rascas: irritas e infectas la piel, se produce inflamación y picas más todavía.

Los emolientes en el tratamiento de la Dermatitis Atópica

• Son la parte fundamental del tratamiento de la dermatitis y del picor.
• Son la medida básica en el tratamiento y prevención de los brotes.
• Se recomienda su uso continuado, incluso cuando no haya síntomas.
• Existen emolientes especialmente eficaces y rápidos contra el picor.

Alimentación

Como habrás podido apreciar en la tabla de los factores que desencadenan la dermatitis atópica, hay ciertos alimentos que debes evitar cuando tengas un fuerte brote de dermatitis atópica, algunos cítricos y en especial alimentos que sean excitantes como pueden ser: café, cacao, bebidas alcohólicas… incrementan notablemente el picor.
Los ácidos grasos esenciales (aceite de borraja o de onagra, prímula y linaza), aseguran a la piel cohesión y suavidad, manteniendo su hidratación (semillas, salmón, aguacate, quinoa…)  Así como beber suficiente agua.

Ropa

• Vestir con ropa suelta y transpirable, de lino o algodón. Al lavar la ropa, usar jabón neutro y evitar los suavizantes.
• Evitar los tejidos sintéticos y la lana ya que son potencialmente irritantes.
• No abusar de ropa de abrigo, normalmente las personas que sufren de dermatitis atópica sienten picores cuando van demasiado abrigados por el calor y el aumento de la sudoración, así como después de hacer ejercicio y en cambios bruscos de temperatura.
En Farmacia Olimpiadas te proponemos un tratamiento adecuado a tus necesidades, adaptado a las diferentes etapas de los brotes. Para conseguir que tu piel este en constante mantenimiento sin llegar a desencadenar la fase de brote. Para conseguir la calidad de vida que necesitas. No lo dudes y ven a vernos.
¡Que la dermatitis atópica no sea un problema!
Y si los cuidados domésticos no son suficientes para notar una mejora en los síntomas no dudes en ponerte en manos de tu médico.

Y tú ¿mantienes tu piel hidratada como se merece?

 

 

leave a comment