volver arriba

La lactancia materna es el mejor alimento que puedes darle a tu hijo.

No sólo por los nutrientes que le aporta para un perfecto desarrollo físico e intelectual, sino porque también le refuerzas el sistema inmunitario y le proteges frente a futuras enfermedades. La lactancia no se reduce a la necesidad de alimentar a nuestro hijo, para ellos, al recibir el contacto físico es una manera de encontrar consuelo y afecto por parte de su madre.

Pero los beneficios no son sólo para el bebé, también supone numerosas ventajas para la madre:

  • Perder el peso ganado durante el embarazo más rápidamente.
  • El útero de la mamá se recupera mucho más rápido después del parto.
  • Tener menos probabilidades de sufrir la depresión postparto, (gracias a la hormona oxitocina, relacionada con el surgimiento de sentimientos positivos, como amor, apego y felicidad).
  • Disminuye el riesgo de tener en un futuro cáncer de mama y de ovario.
  • Disminuye el riesgo de tener osteoporosis en un futuro.

 

Además fomenta ese vínculo emocional tan especial que se produce madre e hijo.

Hay veces que por desgracia la lactancia materna se ve truncada, a veces porque no recibimos los consejos adecuados. Como no saber la posición correcta en la que tenemos que tener a nuestro hijo en el pecho (un problema muy frecuente que da lugar a las dolorosas grietas), que nuestro hijo no reciba la cantidad de leche necesaria, etc…

Ante cualquier causa que nos impida dar el pecho a nuestro hijo como podría ser una incorporación inmediata a nuestro trabajo o por cualquier otro motivo, ¡que no cunda el pánico!.

Hoy en día hay muy buenas leches natales para el recién nacido que le aporta lo necesario para su desarrollo físico e intelectual.

Las marcas de biberones también desarrollan nuevos modelos

Como en el caso de CHICCO, que acaba de presentar su nueva e innovadora línea de biberones Step Up que evoluciona como la forma de mamar del bebé, y permite alimentarlo de la forma más natural posible en cada etapa de su crecimiento adaptándose a su modo de succionar.

Tienen tres modelos:Chicco_Bib150-ml

Biberón Step UP 150 ml +0 meses (La única tetina inclinada específica para los recién nacidos).

Permanece siempre llena de leche durante la toma, evitando así el riesgo de cólicos, hipo y regurgitación. Además permite mantener el cuello del bebé en la posición correcta.

 

 

 

 

Chicco_Bib-250-ml

Step Up 250 ml 4-6 meses

Este modelo cuenta con una tetina corta específica para recién nacidos, anillos en relieve que ayudan al bebé a colocar correctamente la lengua simulando la rugosidad del seno materno y una base extra ancha y suave para imitar lo mejor posible el seno materno.

 

 

 

 

Chicco_Bib-330-ml

Step Up 330 ml +6 meses

Ideal para los bebés más creciditos

Cuenta con una tetina más larga para favorecer la deglución, anillos en la base de la tetina para favorecer la correcta posición de la lengua y una base poco abombada que garantiza un apoyo labial más estrecho y útil durante la succión.

 

 

 

Todos ellos con doble válvula anticólicos que previene la ingesta de aire, reduciendo el riesgo de cólicos y con una suave silicona para una sensación suave como al pecho materno con unos relieves en la base que imitan el seno y aumentan la elasticidad y flexibilidad de la tetina.

¿Y tú, que experiencia tienes o has tenido con la lactancia materna?

leave a comment