volver arriba

En esta ocasión, vamos a abordar el dolor que se produce en una de las articulaciones más complejas de nuestro cuerpo: la rodilla.
El dolor de rodilla es una afección muy común, que se manifiesta en personas de cualquier edad, pudiendo ser causado por un mal movimiento, una lesión deportiva o por afecciones y enfermedades como artritis, artrosis…. Si no se le pone solución a tiempo, puede llegar a ser incapacitante, al afectar de forma permanente al desplazamiento, ya que si hay dolor de rodilla, el caminar se convierte en un problema. Esto es debido a que la rodilla soporta la mayor parte del peso de nuestro cuerpo en posición de pie.
Al ser la rodilla una articulación muy compleja, el dolor puede provenir de la afectación de cualquier parte de ella, por eso vamos a conocer cómo está formada la rodilla.

Componentes de la rodilla
La rodilla es una articulación muy grande y compleja que conecta el muslo con la pierna, de modo que se establece una unión con el fémur y otra unión con la tibia, quedando la rótula como el hueso central de la rodilla, encargado de proporcionarle la movilidad.
Presenta además unos discos llamados meniscos, cuya función es la de dar estabilidad a la articulación. También hay tendones, cuya misión es unir los músculos a los huesos y ligamentos, que se encargan de unir los huesos entre sí en la articulación.
Los extremos de los huesos están recubiertos de un tejido firme pero flexible llamado cartílago, el cual cuando está sano, es el responsable de que los huesos se deslicen en la articulación, evitando que haya una fricción entre ellos.articulacion-rodilla
Entre el hueso y el tendón se encuentra una bolsa llena de líquido cuya misión es la de servir de colchón y que se llama bursa.
También presenta una cápsula articular en cuyo interior está el liquido sinovial que actúa como lubricante en los movimientos de la articulación.

Tipos de dolor
En el dolor de rodilla, podemos hacer diferencia entre un dolor repentino, fruto de una lesión causada después de un ejercicio ó esfuerzo puntual y un dolor progresivo, que sería consecuencia de un desgaste articular.
Dolores por lesiones:
*Lesiones de ligamentos. Roturas, esguinces, distensiones… Se presenta con mucho dolor e inestabilidad. Es frecuente en deportes rápidos en los que hay cambios bruscos de dirección.
*Bursitis. Inflamación de la bursa. Suele ocurrir cuando hay presiones repetidas sobre la rodilla, como arrodillarse por periodos prolongados y si hay sobrecarga.
*Tendinitis rotuliana. Se produce una inflamación del tendón. Es frecuente en actividades en las que se implican saltos. El dolor aumenta al subir ó bajar escaleras.
*Rotura de menisco. Se produce tras un giro brusco de la rodilla. El dolor suele ser difuso, pudiendo aparecer bloqueos, acompañados o no de derrame articular.
*Fracturas. Son más características de accidentes de tráfico que de deportistas ya que requieren un traumatismo muy fuerte.
*Rótula dislocada. La rótula puede salirse de su posición habitual debido a un traumatismo, produciéndose un fuerte dolor.
*Dolor de cadera o pie. Cuando duele la cadera o el pie, se produce un cambio de posición al andar ó en reposo, para contrarrestar dicho dolor, lo que origina una sobrecarga en la rodilla con el consiguiente dolor en la articulación.

Dolores por desgaste
*Artrosis. Es una de las causas más frecuentes del dolor de rodilla, provocado por el desgaste del cartílago, el cual deja de cumplir su función y los huesos rozan en el movimiento, provocando dolor e hinchazón en la rodilla. Esta hinchazón puede derivar en un aumento del tamaño de la rodilla e incluso en una deformación de ésta. El dolor va a ser progresivo y a medida que avanza la artrosis el dolor será más intenso.
*Artritis. En este caso, la membrana sinovial se inflama, provocando la aparición de sustancias químicas que destruyen el cartílago y provocan dolor. Esta inflamación puede deberse también a enfermedades como:
Artritis reumatoide: en ella está implicado el sistema autoinmune. Se trata de una enfermedad crónica y el dolor suele ser variable.
– Por procesos infecciosos: además de la inflamación hay dolor y rojeces, cursando con fiebre.
– Gota: aunque suele afectar al dedo gordo del pie, también puede afectar a la rodilla y es debida a la acumulación de cristales de ácido úrico en la articulación
*Condromalacia. Es un dolor que se produce entre la rótula y el fémur en personas que tienen una ligera desalineación de la rótula. La rodilla suele provocar ruidos al flexionar las piernas ó al subir y bajar escaleras.

Ante todo esto, nosotros podemos actuar y poner de nuestra parte para minimizar el sufrimiento que causa el dolor, por lo que….

¿Qué hacer en caso de dolor?
Reposar y evitar el movimiento intenso durante al menos 48-72 horas
– Aplicar frío durante 10 minutos, 3 – 4 veces al día.
– Usar rodilleras ó vendas de sujeción.
– En caso de inflamación, mantener la pierna y rodilla en alto.
– Evitar en la medida de lo posible permanecer mucho tiempo de pie.
– Dormir con una almohada debajo de las rodillas.
– Tomar antiinflamatorios y analgésicos, bajo supervisión médica.

Como prevenir el dolor de rodilla
– Conocer nuestro propio cuerpo para evitar lesiones por deformaciones corporales, tales como pies planos, falta de alineación..
– Usar calzado con un tacón adecuado y si es necesario con plantillas.
– Evitar impactos, saltar y correr sobre superficies duras.
– Evitar el sobrepeso.
– Fortalecer la musculatura de las piernas, sobre todo el cuádriceps, ya que al tener una mayor sujeción la rodilla, la presión sobre ella será menor, evitándose el impacto directo sobre la articulación.
Aparte de todos estos consejos y recomendaciones que desde nuestra Farmacia te damos, existen tratamientos a base de fármacos que vamos a enumerar:
Tratamiento farmacológico
Paracetamol e Ibuprofeno es uno de los tratamientos de inicio recomendado por los médicos por su acción analgésica y antiinflamatoria.
Antiinflamatorios no esteroideos: Diclofenaco, Aceclofenaco, Ketoprofeno, Piroxicam…
Analgésicos y antiinflamatorios tópicos.
– Mentol, Alcanfor, Salicilato de metilo para disminuir la temperatura de la zona
Corticosteroides inyectables.
Infiltraciones de ácido hialurónico.

En Farmacia Olimpiadas te podemos aconsejar el uso de algunos productos, que te ayudarán a mejorar esta dolencia y reducir al mínimo este problema, como son:
ARTINOVA cápsulas y ARTINOVA COMPLEX polvo , de Aquilea : Es un alimento dietético con ingredientes naturales, para deportistas, mujeres en etapa de menopausia, personas que realizan movimientos repetitivos debido a su profesión y todas aquellas que quieran cuidar sus articulaciones. Artinova cápsulas contiene Boswellia, ácido hialuronico y vitamina C, mientras que Artinova complex está formulado con colágeno, ácido hialurónico y vitamina C, ambos son aptos para celíacos, diabéticos e intolerantes a la lactosa.
EPAPLUS: Es un producto en polvo que ayuda a mantener la flexibilidad y lubricación de las articulaciones, a la vez que favorece la conservación del cartílago. Img_colagenoFormulado a base de colágeno (principal proteína de las articulaciones),ácido hialurónico, magnesio y vitaminas del grupo B y vitamina C, está indicado para deportistas, personas mayores de 50 años, aquellas que sufran calambres y las que tengan deterioro a nivel cutáneo, pues ayuda a mejorar el aspecto de la piel. Con la ingesta de un cacito al día disuelto en agua cubriremos estas necesidades de nuestro organismo.
PHYSIORELAX FORTE: Es una crema de masaje terapéutico y deportivo, compuesta por ingredientes naturales como, árnica, hipérico, harpagofito, caléndula y rosa mosqueta, que lo hace ideal para deportistas,Physiorelax-Forte,-crema-de-masaje-deportiva pues aplicado antes y después de realizar cualquier tipo de deporte o esfuerzo físico, ayuda a combatir el dolor y el agotamiento. Su fórmula hidratante es de total absorción, no dejando manchas ni residuos.
LUXOBEN FORTE masaje corporal: Está indicado para masajes antes y después de la actividad muscular y articular. Por su composición, neutraliza las molestias (agujetas) proporcionando una agradable sensación de descanso, mejora la flexibilidad articular y tendinosa, y tiene acción anti-hematoma (golpes). Se aplica masajeando de forma circular hasta su total absorción. Gracias al beneficio tonificante, se puede conservar en el frigorífico.

¿Y tú, cómo te encuentras?, ven a nuestra Farmacia y cuéntanoslo pues nosotros te ayudaremos a sentirte mejor. ¡QUE NADA TE PARE!back1

 

leave a comment